Las Fuerzas Bolivarianas de Liberación y el comandante de la esperanza

Frontera. Las Fuerzas Bolivarianas de Liberación no ocultan su presencia en la zona fronteriza. Es raro describir a este componente guerrillero, porque son venezolanos y dicen estar con el movimiento revolucionario. Su presencia la justifican como la protección territorial en caso de invasión norteamericana por Colombia, pero no terminan de aclarar si están financiados por el Gobierno venezolano o por el tráfico de algún rubro. Hasta en Caracas pueden ver sus grafitis.
Dicen no reclutar niños, niñas y jóvenes, como sí han hecho las FARC o el ELN. Pero sí se dedican a la “limpieza social” de determinados objetivos discrecionales. Por tantos grupos armados de lado y lado, los habitantes de El Nula se ufanan de que no haya inseguridad ni hampa común en su pueblo. Habría que ser muy imbécil para robar en un pueblo en el que no se sabe quién está ligado a qué grupo.
Fuerzas Bolivarianas de LiberaciónEn este panfleto sólo advierten a Jorge Rodríguez, alcalde de la zona, que no se meta en problemas y haga su trabajo. El alcalde no es un santo. Pero tampoco la ley puede tenerla en sus manos un grupo armado, por más justiciero que se autonombre.

Por cierto, el nombre para Hugo Chávez es “el comandante de la esperanza”.

Vea esta nota de IPS en la que entre otras cosas, se muestra la intención del alcalde Rodríguez de separar al Alto Apure como estado independiente. Es una lucha política por recibir más del presupuesto nacional antes que interés por resolver sus problemas.

Ese distrito que tenemos olvidado en la frontera mide 26 mil kilómetros cuadrados, por lo que es más grande que países como El Salvador, Israel o Qatar. Adentro pueden construirse fácil 3 Palestinas con brechas entre ellas para que no se toquen.

About Luis Carlos Díaz

Jugando al periodismo en la Venezuela electoral. Glocal | Tejedor de redes | Facilitador en temas de nuevas tecnologías, periodismo digital, ciberactivismo e infociudadanía | 1/2 del Hangout político | BOBs 2013

26. marzo 2007 by Luis Carlos Díaz
Categories: Frontera, Municipio, Venezuela, Violencia | 10 comments

Leave a Reply